Fundación Bunge - Interactividad - Blog - Blog da Fundación - Arquivo de Setembro de 2012

Interactividad

Blog da Fundación

Arquivo de Setembro de 2012

Evaluación educacional


Share |
Publicado en 24/09/12 às 10h30 envie a um amigoenvie a un amigo

La educación se puede observar desde dentro y desde fuera de la escuela. La mirada desde fuera es la de los padres que quieren saber si sus hijos están aprendiendo lo necesario para la vida, y la mirada desde dentro es la de los profesores que necesitan saber si sus alumnos han aprendido sus enseñanzas.

La evaluación educacional existe para atender a esas dos necesidades. Por una parte, la evaluación del aprendizaje —llevada a cabo por el profesor—, pretende saber si el alumno ha asimilado las competencias y conocimientos enseñados, y responde a la pregunta: ¿el alumno ha aprendido todo lo que se le ha enseñado? Por otra parte, la evaluación de la enseñanza responde a la pregunta: ¿se ha enseñado lo que se debería haber enseñado?

Voy a hablar tan solo de la evaluación de la enseñanza; menos conocida, muy criticada, pero tan necesaria. Este tipo de evaluación educacional trata de tres problemas: el registro del aprendizaje —hoy el principal resultado de los procesos educacionales—, la equidad educacional y la capacidad de la escuela para producir tales resultados.

El aprendizaje del alumno es la expresión privilegiada de la atención al derecho constitucional a la educación. Sin embargo, un derecho que no se verifica es tan solo una utopía. Por ello, es muy importante el registro del aprendizaje, que solo se puede llevar a cabo cuando se trata de millones alumnos, a partir de diferentes tecnologías, principalmente estadísticas.

Ese registro del aprendizaje se utiliza para verificar si los alumnos han aprendido lo suficiente y para comparar la situación de los matriculados en escuelas o redes diferentes. Pero, asimismo, posibilita el entendimiento de las diferencias de aprendizaje. Cuando se habla de educación básica, se espera que haya variaciones —ya que los individuos no son iguales—, pero las desigualdades entre grupos definidos por criterios sociodemográficos son injustas y se deben combatir.

La tercera cuestión que la evaluación educacional permite estudiar es la identificación de las escuelas que logran que sus alumnos aprendan de forma efectiva, independientemente de sus características sociodemográficas. En Brasil, como reflejo del tiempo en que la escuela no era para todos, persiste el uso de una pedagogía estándar que, con frecuencia, no se adecua a los alumnos reales de la escuela. Ante esa situación es muy importante saber qué escuela tiene buen desempeño, lo que se refleja en el llamado “efecto de la escuela”.

En Brasil, existen diversas iniciativas de evaluación de la enseñanza a nivel federal, estatal e incluso municipal. Esos sistemas, entretanto, no han conseguido informar adecuadamente a la sociedad y a las escuelas del significado de los números obtenidos. Esa falta de difusión de la interpretación pedagógica ha impedido el uso más eficiente de la información generada por las evaluaciones y ha provocado el surgimiento de muchas resistencias.

Por Francisco Soares, miembro del Consejo Nacional de Educación y del Grupo de Evaluación y Medidas Educacionales de la Facultad de Educación de la UFMG (Universidad Federal de Minas Gerais).
Galardonado con el Premio Fundación Bunge 2012 en Evaluación Educacional, en la categoría Vida y Obra.

Páginas - 1


Perfil

En el Blog de la Fundación Bunge compartimos opiniones, experiencias e ideas. Profesionales de la entidad tratarán de temas relacionados a las líneas de actuación de la Fundación Bunge. Participe usted también, exponiendo opiniones y alimentando ideas.

Archivos