Fundación Bunge - Interactividad - Blog - Blog da Fundación - Arquivo de Outubro de 2010

Interactividad

Blog da Fundación

Arquivo de Outubro de 2010

La importancia del estudio de la epidemiología de enfermedades


Share |
Publicado en 14/10/10 às 09h45 envie a um amigoenvie a un amigo

En los últimos cincuenta años, Brasil vivió un acelerado proceso de cambios sociales y demográficos. De 1960 a la actualidad, la población brasileña dejó de ser predominantemente rural para tener más del 80% de sus habitantes viviendo en las áreas urbanas. La frecuencia de analfabetismo cayó de 40% para 10%. El tamaño de las familias brasileñas también disminuyó y el número promedio de hijos de una mujer se redujo de seis para menos de dos.

Sumados los cambios sociales y demográficos, la implementación del Sistema Único de Salud en la década del 80, tuvo importante contribución para las mejoras en la salud de la población brasileña. Se lograron avances en el acceso universal a los cuidados de salud y programas nacionales de salud, a ejemplo del programa de inmunizaciones, del uso de la terapia de rehidratación oral, y del programa de tratamiento para HIV/AIDS, se tornaron referencia en todo el mundo. Con todo esto, la expectativa de vida al nacer del brasileño salió de unos meros 50 años en la década del 60 a alrededor de los 70 años. En este nuevo escenario, problemas de salud asociados al envejecimiento, como hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares y neoplasias, han ganado cada vez más importancia. Mientras tanto, el mantenimiento en el País de la elevada desigualdad social asociada a la rápida y desorganizada ocupación de las áreas urbanas llevaron al surgimiento de comunidades carenciadas (favelas) con inadecuadas condiciones de saneamiento y habitación, donde continúan  existiendo enfermedades contagiosas.

Entre las enfermedades infecciosas asociadas a la pobreza o a la falta de infraestructura urbana podemos citar como importantes problemas de salud pública las infecciones respiratorias, las enfermedades diarreicas, la hanseniasis (lepra), la fiebre reumática, el dengue y la leptospirosis, entre otras. La leptospirosis se destaca entre este grupo de enfermedades por el paradigma que representa una enfermedad que emergió en este nuevo escenario. La leptospirosis es una enfermedad transmitida a los hombres a través del contacto con la orina de animales infectados o a través del contacto con agua y lodo contaminados por la bacteria. En el medio urbano, el principal animal que sirve de reservatorio para la transmisión de la leptospirosis es la rata de desagüe. Todos los años, durante las estaciones más lluviosas, epidemias de leptospirosis atacan a las comunidades urbanas carenciadas donde la ausencia de saneamiento y drenaje adecuados propician la reproducción de las ratas y predisponen a sus moradores al contacto con aguas contaminadas. Cerca de 12.000 casos son notificados cada año en el País, con uno de cada diez enfermos con final fatal.

Desde 1996, nuestro grupo de investigación en la Fiocruz de Salvador, en colaboración con asociaciones de moradores de comunidades donde la enfermedad tiene elevada incidencia, así como con socios de la Universidad Federal de Bahia, de las Secretarías de Salud de Salvador y de Bahia, del Ministerio de Salud, y de otras instituciones nacionales e internacionales, viene investigando la epidemiología y la patogénesis de la leptospirosis urbana, con el objetivo de determinar el impacto de la enfermedad e identificar nuevos abordajes de prevención y control. Este trabajo conjunto ha traído importantes contribuciones: Los estudios mostraron que las incidencias de infecciones subclínicas y de formas suaves de la enfermedad son cerca de cien y cinco veces más frecuentes, respectivamente, que lo observado para las formas graves de la enfermedad. Eso indica que el impacto de la enfermedad puede ser mucho mayor de lo previamente reconocido. Se identificó que la mayoría de las infecciones en el medio urbano es adquirida cerca del domicilio y no durante actividades de trabajo como anteriormente se pensaba. Además, están en andamiento evaluaciones de la efectividad de las estrategias de prevención, incluyendo desratización y programas de saneamiento y drenaje, y se desarrolló un test rápido, capaz de dar el diagnóstico de la enfermedad en sólo veinte minutos, y su eficacia será testeada durante el año de 2011.

Uno de los mayores desafíos para la salud pública en Brasil es lidiar con la compleja epidemiología de enfermedades que emergió en el País. Si por un lado las enfermedades asociadas al envejecimiento son las que predominan en la población en general, determinados grupos poblacionales aún continúan bajo elevado riesgo de adquirir enfermedades infecciosas. Va a ser necesario cada vez más dirigir las investigaciones y políticas públicas enfocadas en la prevención, control y promoción de la salud, hacia los perjuicios que se tornaron más prevalentes con la transición epidemiológica que vive el país, pero sin dejar de contemplar los antiguos problemas de salud que insisten en persistir o que reemergieron. La creación por parte de la Fundación Bunge de una nueva subárea temática, Salud Pública y Medicina Preventiva, para premiación en el año de 2010, es un importante reconocimiento de la necesidad de continuar avanzando en esta área del conocimiento humano para el bien de la sociedad.

Por Guilherme de Sousa Ribeiro, médico graduado de la Universidad Federal de Bahía - UFBA y investigador de la Fundación Oswaldo Cruz - FIOCRUZ.
Contemplado con el Premio Fundación Bunge 2010 en el área de Salud Pública / Medicina Preventiva (categoría juvenil)

El tiempo y la Amazonia


Share |
Publicado en 07/10/10 às 14h15 envie a um amigoenvie a un amigo

Las aguas de marzo de Elis Regina ya no ocurren más con la misma regularidad que antes. El huracán extra tropical en el litoral Sur ya no es más novedad. Un tornado de la magnitud de aquel de Guaraciaba (SC) pegó a todos de sorpresa. Invierno frío y verano caliente son cosas que despiertan nostalgia en el ciudadano común. Para peor, un nuevo actor surgió con el nombre de El Niño “modoki”. Este fenómeno fue apodado de “modoki” (parece, pero no es – en japonés) porque, al contrario del verdadero, este tuvo inicio en julio de 2009 y perdió su fuerza recién en julio de 2010. ¿Consecuencias de este fenómeno? Sequia prolongada en la región Norte e inundaciones en el Sur, Sudeste e, inclusive, en el Nordeste.

En la Amazonia brasileña ocurrieron dos fenómenos meteorológicos atípicos en 2005. En enero, fue “downburst” o rosa de los vientos en gran parte de la región amazónica, que fue responsable por la muerte de más de 500 millones de árboles. A partir de setiembre del mismo año ocurrió una seca atípica en la región, que también provocó la muerte de millones de árboles. Sumando los estragos de estos dos fenómenos, en términos de emisiones de gases de efecto invernadero, el resultado fue, prácticamente, igual a las emisiones de aquel año por la deforestación en la Amazonia. La seca fue documentada, pero las lluvias solamente fueron descritas y, parcialmente, analizadas en 2010. Una constatación importante sobre el año 2005 es que la precipitación promedio anual fue, prácticamente, igual al promedio histórico de la región. Por lo tanto, la variación del tiempo dentro del mismo año fue terrible, pero entre años fue imperceptible.

En el año de 2005, la Amazonia se mostró muy vulnerable tanto a la seca como también a lluvias con viento por arriba de 100 km/hora. Estos episodios mostraron también que  nuestra capacidad en describir estos fenómenos es muy débil siendo fácil imaginar nuestra capacidad de hacer previsiones. Sin previsiones no es posible trabajar con medidas preventivas y de adaptación. En resumen, la Amazonia está entregada a su propia suerte; el tiempo maltrata la región y el hombre poco puede hacer para controlar el humor de él (del tiempo). Es bueno no perder de vista que este problema no es exclusivo del Norte porque está casi comprobado que los ciclos hidrológicos de las regiones Centro-Oeste, Sudeste y Sur dependen mucho de las lluvias formadas en la Amazonia.

La Tierra llevó más de 1850 años para tener los primeros mil millones de habitantes; en los últimos 150 años colocamos 6 mil millones más en este planeta. ¿Consecuencias? Aumento de consumo de todo. ¿Resultado? La concentración de CO2 en la atmósfera subió de 281 ppm (en 1850) para 381 ppm (2007). ¿Qué tiene que ver con esto el cambio de humor del tiempo? Estos aumentos coinciden con el advenimiento del combustible fósil; también, la tecnología tiene mucho que ver con el humor del tiempo. Por lo tanto, la tecnología creó el problema, la tecnología tiene también la responsabilidad de mitigar el problema. 

¿Qué puede hacer cada uno? Primero es necesario disminuir el consumo de todo. Después es animar para que la combinación de nuevas tecnologías y la economía de bajo carbono produzca resultados.

Por Niro Higuchi, Ing. Forestal, Investigador del INPA
Contemplado con el Premio Fundación Bunge 2010 en el área de Ciencias Forestales (categoría "Vida y Obra")

"El pasado no reconoce su lugar: está siempre presente.”


Share |
Publicado en 07/10/10 às 14h15 envie a um amigoenvie a un amigo

"El pasado no reconoce su lugar: está siempre presente.” Mario Quintana

Desde 2009, el Historiador que, en Brasil, actúa sin profesión regulada, tiene un día nacional para conmemorar – 19 de agosto – dado en homenaje a la fecha de nacimiento de Joaquim Nabuco.

La Historia es una disciplina que está presente en todas las otras formas de pensamiento, sea científico o no. Todas las manifestaciones que son pasibles de ser analizadas, también pueden ser historiadas. Varias otras profesiones y las propias ciencias humanas, exactas y biológicas se valen de la Historia como forma de situar un fenómeno en el tiempo y en el espacio partiendo, en general, de la génesis de lo que se observa hasta las más recientes conquistas.

Formalizada de  la manera tal cual la conocemos en el Siglo XIX, los historiadores buscaban, entonces, conquistar para la historia el status de ciencia. Para eso, aplicaron teorías y métodos de análisis que venían de las ciencias exactas y biológicas, por medio de las cuales buscaban establecer estándares y taxonomías y la verificación de circunstancias y síntomas que facilitasen el análisis y prospección de futuro. Actualmente, existen variadas corrientes históricas que, más que las grandes narrativas, privilegian formas de observación de la vida cotidiana y sus elementos tales como la microhistoria, la historia cultural, la historia de lo cotidiano entre otras.

En correlación con otras ciencias, el Historiador de formación académica tiene un interesante y, cada vez más expandido mercado profesional. En oposición al sentido común que imagina que el historiador lidia con un pasado pronto y acabado, su función está vinculada con el lanzamiento de nuevas bases de actuación para el futuro teniendo como punto de inflexión las experiencias ocurridas y las múltiples interpretaciones que a ellas se puede dar.

Por lo tanto, más que con hechos, el historiador lidia con las diferentes formas de abordaje sobre los mismos, llevándolo a interpretar procesos que interactúan entre si y configuran el presente en sus varios aspectos sociales, económicos, políticos, morales y éticos.

Por eso, la Historia tiene por objeto lo que tenemos de esencial y que nos distingue de todas las otras formas de existencia: nuestro propio sentido de humanidad y la búsqueda de comprensión sobre nuestra presencia en la vida.

Por Marilucia Bottallo, coordinadora del Centro de Memoria Bunge

Páginas - 1


Perfil

En el Blog de la Fundación Bunge compartimos opiniones, experiencias e ideas. Profesionales de la entidad tratarán de temas relacionados a las líneas de actuación de la Fundación Bunge. Participe usted también, exponiendo opiniones y alimentando ideas.

Archivos