Fundación Bunge - Interactividad - Blog - Blog da Fundación - Arquivo de Outubro de 2009

Interactividad

Blog da Fundación

Arquivo de Outubro de 2009

El lado sustentable de cada uno


Share |
Publicado en 14/10/09 às 18h30 envie a um amigoenvie a un amigo
Hoy, se volvió políticamente correcto para las empresas, profesionales ligados a las áreas social y ambiental, medios y políticos más ligados con la realidad hablar de sustentabilidad. ¿Pero será que todos están hablando de la misma cosa cuando citan este tema? El término sustentabilidad nos presenta dos desafíos: el primero es llegar a un consenso sobre su significado – es común utilizarlo sólo como sinónimo de inversión en el área ambiental; y el segundo es percibir cuál es el papel de cada uno de nosotros dentro de una política sustentable, lo que implica un cambio profundo y, no superficial, de paradigmas.
Esa confusión de conceptos y prácticas no está solamente en la cabeza de dicho ciudadano común. Una investigación divulgada por ABERJE (Asociación Brasileña de Periodismo Empresarial) reveló que sólo el 13% de los profesionales entrevistados relacionan el tema al concepto del triple bottom line (desarrollo económico con responsabilidad social y ambiental), muy adoptado por las empresas. Una parte significativa, 21%, relaciona el tema sólo a uno de los pilares, el ambiental – a propósito, práctica muy común también entre los empresarios. Otro concepto difundido, tal vez más cercano a nuestra realidad, es el de “adoptar prácticas en el presente que no comprometan las generaciones futuras”. Ese concepto nos lleva a pensar y cuestionar nuestras prácticas y cómo estamos colaborando en ese proceso.
Muchas veces, tenemos noción de los riesgos ocasionados por los cambios climáticos, tenemos opinión formada al respecto del protocolo de Kyoto y conseguimos identificar aspectos fallidos en el actual modelo de crecimiento económico global. Sin embargo, no logramos percibir nuestro papel en ese engranaje. No entendemos que somos protagonistas y víctimas de nuestras acciones. Que somos formandos y formadores de un proceso mayor de transformación económica, social y ambiental. Nuestras prácticas revelan quién somos y en qué creemos.
Precisamos de liderazgos empresariales, políticos y sociales comprometidos con los cambios que una sociedad sustentable exige y, encima de todo, capaces de conducir ese proceso. Sin embargo, precisamos también comenzar a hacer nuestra parte. Somos responsables en exigir prácticas macroeconómicas éticas, pero también en ser éticos en las pequeñas decisiones económicas que administramos en nuestras relaciones interpersonales, en nuestros hogares, en nuestros ambientes de trabajo. Somos responsables por reivindicar la preservación de nuestros ecosistemas, pero también por adoptar el consumo consciente para minimizar el descarte de productos en la naturaleza. Somos responsables por exigir políticas sociales eficientes sin intereses meramente electorales, pero también tenemos que sentirnos instigados a compartir nuestro conocimiento en pro del desarrollo del otro.
En el siglo pasado, ciertamente para hablar de otro tema, el pacifista Mahatma Gandhi nos indicó el camino a ser recorrido para garantizar la sustentabilidad de nuestras acciones: “Sea el cambio que usted desea ver en el mundo.”
Por Cláudia Buzzette Calais, gerente de proyectos de la Fundación Bunge
Páginas - 1


Perfil

En el Blog de la Fundación Bunge compartimos opiniones, experiencias e ideas. Profesionales de la entidad tratarán de temas relacionados a las líneas de actuación de la Fundación Bunge. Participe usted también, exponiendo opiniones y alimentando ideas.

Archivos